El violinista rebelde de tupé rojizo y tatuajes frente al violinista urbano y casual; el violinista de las botas altas de estilo militar y vaquero roto negro frente al violinista de la cazadora de cuero y look informal. En el escenario del Teatro Nuevo Apolo de Madrid, dos artistas que manejan el violín con la misma perfección del que lleva conduciendo un coche después de más de quince años al volante.

Violín entre grandes amigos

El Teatro Nuevo Apolo se llenó de luz, color, sonido, rock y pop, rebeldía y música clásica. Los protagonistas de la cita fueron Jorge Guillén y su Banda Strad y junto a ellos, sobre el escenario, otros artistas invitados de excepción, como Domingo Antonio Edjand «El Chojin» o el rapero Héctor Osorio «El Turko».

Uno de los momentos más brillantes de la actuación de Strad fue el que protagonizó junto al violinista eléctrico Jose Asunción. Frente a frente, casi a duelo, la música potente de dos violines: uno clásico, el de Jorge Guillén, y otro eléctrico, el de Jose Asunción. Una competición amistosa de violines que otorgó el triunfo a la buena música, al talento y al virtuosismo de ambos músicos. 

El cover de Mark Ronson

Jose Asunción y Strad tocaron ‘Uptown Funk’, la canción del productor británico Mark Ronson que encabezó la lista de éxitos en varios países, como Estados Unidos, Reino Unido, México o Canadá. Ambos artistas y toda la banda de músicos supieron darle a este tema un toque picante, divertido y contagioso para transmitir buenas vibraciones al público asistente.

33 visitas

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email